El Movimiento y sus Formas

Una vez escuché de un gran viajero que el modo de moverse en los viajes y hacer el recorrido va determinando las circunstancias en las que nos vamos rodeando. Estas maneras de moverse van forjando diferentes posibilidades de conocer un lugar y su gente.
Mientras viajo mas de 15 horas en colectivo y ferry a través de la isla de Bali y Java no encuentro otro extranjero, solo locales que vuelven o van a la isla de Java. (La isla mas densamente poblada del mundo 141 Millones)
Encuentro miradas extrañas al ver un viajero entre medio de locales pero en su mayoría con mucha simpatía. Logré entender el extrañamiento ajeno cuando una familia me pide sacarse una foto conmigo y sonríe alegremente.
La ventaja de estas experiencias es poder identificar conductas y costumbres o simplemente expresiones cotidianas. Antes de zarpar el ferry, veo unos jóvenes saltar desde la borda del barco hacia el agua, los pasajeros sonríen y asomados observan el divertimento de los jóvenes. Al caer al agua se quedan nadando al costado de la nave mirando hacia arriba y los pasajeros le comienzan a arrojar billetes y monedas al agua como modo de recompensa por la travesura. Los pasajeros ríen y celebran la costumbre.
Sigue el largo viaje, comemos todos juntos al costado del camino, dos ancianos me invitan a su lado para cenar, con poco inglés y yo poco indonesio hablamos y reímos. Maradona y Messi juegan siempre y entran al rescate todas las veces. Luego un joven universitario me cuenta sobre su ciudad y su amor por el basket.
Termina el recorrido de otro tramo, pienso que la vida sonríe si la dejas que te sonría, aunque sea en pequeñas cosas.